Cambios globales y montañas: el aporte de la investigación al desarrollo sostenible

Tuesday, 25 September, 2012 - 11:49
Para Devenish, la investigación de montañas debe hacerse en redes especializadas de montaña, que puedan tener mayor impacto sobre los tomadores de decisiones.

Se habla de las montañas como testigos del cambio global, tal vez esta calidad se hace más notoria en los glaciares tropicales, casi exclusivos de los Andes, que se derriten con el aumento de la temperatura en el planeta. Por cierto, los glaciares tienen un rol importante al contar la historia de los cambios globales, tanto a nivel científico, como a nivel del público general, con las impactantes fotos tipo “antes” y “después”. 

Sin embargo, por más fotogénicos que sean, los glaciares no cuentan toda la historia de los cambios globales en las montañas, ni de la suerte de otros ecosistemas de alta montaña, como los páramos y bofedales de los Andes del Norte que se reconocen cada vez más por su importancia en la regulación del agua y donde aún faltan datos sobre su funcionalidad bajo los patrones cambiantes de uso del suelo y clima. 

Sin embargo, existen otros temas que necesitan todavía más apoyo dentro de la investigación sobre cambios globales en montañas. Una reciente evaluación de la estrategia GLOCHAMORE a sus cinco años, señala que la investigación se ha centrado en los aspectos biofísicos, por ejemplo en las causas subyacentes de los cambios ambientales y las interacciones dentro de los sistemas ecológicos. Lo que queda claro de esta evaluación, es que aún falta investigación que busque mejorar nuestro conocimiento de las interacciones entre los sistemas sociales y ecológicos. A pesar de la necesidad de mayores  observaciones sobre los indicadores biofísicos, las montañas también tienen un papel importante en dar testimonio de los efectos de los cambios globales sobre sus habitantes, especialmente en los que se derivan del incremento en el tamaño de la población y la urbanización, la intensificación del uso del suelo y el cambio climático. Tal vez, los Andes del Norte, una de las regiones de montaña más pobladas del mundo, estará entre las primeras en llamar la atención a nivel global sobre las modificaciones de los servicios ecosistémicos que empiecen a afectar de manera drástica y en áreas cada vez más amplias los medios de vida de los pobladores. 

Entonces, ¿Cuál es el papel de los investigadores de los cambios globales en las regiones de montaña? ¿Cómo debemos apoyar a los procesos que hacen falta para asegurar la conservación de los ecosistemas y garantizar los medios de vida bajo estos cambios? Dos puntos importantes pueden orientarnos en esta tarea como investigadores. 

Primero, dada la naturaleza muy específica y de temáticas muy reducidas de la investigación académica, a veces, parece difícil ver como sus resultados pueden filtrarse en los procesos que suscitan cambios verdaderos en política, especialmente cuando el tema de las montañas no comparte la misma “fama” en el escenario internacional de los convenios ambientales, como por ejemplo, los bosques o islas pequeñas, como señaló Robert Hofstede en esta misma columna de opinión. Y es aquí donde cobra más importancia el hecho de trabajar en redes (específicas para la montaña), para lograr de manera conjunta, y multidisciplinaria, un enfoque más sistémico en nuestra búsqueda para las soluciones asociadas a los cambios globales. 

Segundo, aunque las montañas continuarán jugando un papel importante al poner en evidencia el cambio global, nuestra investigación no se debe quedar solamente centrada en las montañas como indicadores, sino que también debe enfocarse en mejorar nuestro conocimiento acerca de los impactos de los cambios en vista de proponer acciones para mitigarlos, por ejemplo, sobre la biodiversidad, y la producción y disponibilidad del agua, tanto para los habitantes de las montañas como para los usuarios río abajo. 

En este sentido, estas pautas pueden servir para incrementar la importancia percibida del papel de las montañas como fuente de soluciones, así como hacer un aporte verdadero a la calidad de las medidas de adaptación a los cambios globales.

Work regions: 
Mountain Ranges: 
Author: 

Facebook comments

randomness