3° Convergencia de Permacultura en la Ciudad de Buenos Aires

Miércoles, 8 Mayo, 2013 - 10:16

Por Fundación Agreste, corresponsal de InfoAndina

 

Se llevó a cabo en el Parque Saavedra de la Ciudad de Buenos Aires, la 3º Convergencia de Permacultura, en esta oportunidad bajo el lema “La diversidad como camino”.

 

Este evento, organizado por el grupo de personas que conduce el espacio ‘El Camino de la Permacultura” junto a otras organizaciones y colaboradores, busca dar a conocer esta forma de vida, enfocando su atención en promover alternativas que favorezcan la regeneración de los sistemas naturales y humanos, busca difundir este camino de vida sustentable, promoviendo la idea de desarrollar al máximo las habilidades innatas del ser humano, trabajando en equipo, de manera solidaria y mediante una alta inteligencia colectiva.

 

Estos encuentros de quienes trabajan día a día por la permacultura y en otras actividades afines, se vienen realizando periódicamente y son en sí mismos una piedra fundamental del cambio, ya que durante estas jornadas se pueden observar diversas dinámicas orientadas a que muchos de los que se acercan puedan participar activamente, dando lugar a talleres y charlas de difusión y sensibilización.

 

Según explica uno de los organizadores del evento, Martin Santiago Schmull, el concepto de Permacultura fue creado en Australia en los años 70, a partir del cual se planteaban métodos alternativos al modelo de producción alimenticia dominante. Pero hoy en día se la puede definir en términos mucho más amplios, como un ‘sistema de diseño’ el cual aplica éticas y principios ecológicos en la planeación, diseño, desarrollo, mantenimiento, organización y la preservación de espacios aptos para sostener la vida en el presente y hacia el futuro. Es allí donde se plantan los tres enfoques éticos de esta forma de vida: ‘Cuidado de la Tierra’, ‘Cuidado de la Personas’ y ‘Poner límite a la población y el consumo’, siendo que este último se puede también interpretar como ‘Compartir los recursos con equidad’.

 

La Permacultura también tiene principios fundamentales como el ‘Principio de Actitud’, ‘El problema es la solución’, ‘El desperdicio es una ilusión’, ‘Mínimo esfuerzo, máximo rendimiento’, ‘Ir con la naturaleza y no en su contra’, ‘Empieza pequeño’, por sólo mencionar algunos. Incluye principios de diseño como ‘Elementos multifuncionales’, ‘Planificar por zonas y sectores’, ‘Ubicación relativa de los elementos’, además de los principios ecológicos entre los cuales se destacan ‘Aumentar el borde’, ‘Acelerar la sucesión y la evolución’, ‘Recursos biológicos’, entre otros.

 

Los campos de acción de la permacultura son muy amplios, ya que al ser un sistema de diseño, puede trabajar desde el individuo hasta grandes escalas sin dañar los ecosistemas. Para aplicarla no es necesario tener grandes extensiones de terreno, solo hace falta observar los patrones naturales y como los seres humanos somos naturaleza. En este sentido, la  permacultura urbana apunta producir alimentos en áreas urbanas, a rediseñar o remodelar los edificios para que no solo ahorren sino que produzcan su propia energía, entre otras modificaciones al patrón de consumo dominante que esta herramienta permite aplicar.

 

El foco principal de acciones, como la que se realizó en el Parque Saavedra, es salir del viejo paradigma a través del trabajo sobre la ética permacultural del cuidado de las personas, no solo para poder realizar los cambios necesarios sino, y fundamentalmente, para que perduren en el tiempo.

 

La Permacultura integra diversidad. Se necesita variedad de permacultores para ir mucho más allá de vestimentas e ideologías. Para muchos, la Permacultura aun es desconocida y para muchos otros es solo una técnica de bioconstrucción,  aldeas ecológicas o una forma de hacer huertas circulares. Pero contra lo que pensamos, muchos permacultores están cerca de donde vivimos. Los enrolados en la permacultura se proponen transmitir sus saberes y técnicas para que los ‘permacultores aficionados’ las pongan en práctica cotidianamente, por lo que es necesario mudarse para incorporar ciertos hábitos. Ya que son cada vez más los practicantes de la permacultura urbana, y muchos de ellos eligen una comunidad para compartir esa forma de vida.

 

Fuente: El Camino de la Permacultura

 

Work regions: 
Mountain Ranges: 

Comentarios via Facebook

randomness