Expertos estudian dos nevados bolivianos

Lunes, 15 Julio, 2013 - 11:50

Bajo el escenario del cambio climático se ha identificado que existe un gran impacto en el derretimiento y retroceso de los glaciares en el planeta. Esta preocupante situación ha llevado a que en 2010, los gobiernos de Bolivia y Japón firmen un acuerdo para implementar el proyecto Grande, cuyo objetivo es estudiar y evaluar el impacto del cambio climático en los nevados andinos Tuni Condoriri y Huayna Potosí, principales fuentes de agua para las ciudades de La Paz y El Alto.

 

Bolivia, a través del Instituto de Hidráulica e Hidrología (IHH) de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), participa en este proyecto de investigación conjunta con técnicos de la Universidad Tohoku, de Japón, bajo el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

 

Estudio. El estudio consiste en hacer una observación hidro-metereológica, medir sistemáticamente el derretimiento glaciar para proyectar el futuro escurrimiento, evaluar la variación del ciclo hídrico de largo plazo, generar datos sobre la erosión y transporte de sedimentos y observar periódicamente la calidad del agua.

 

La recolección de esta información se hará en un centro de datos y su respectivo análisis permitirá proyectar la oferta de agua para las ciudades de La Paz y El Alto, a fin de diseñar las posibles estrategias de adaptación bajo escenarios de cambio climático.

 

El trabajo conjunto y el fortalecimiento continuo de las capacidades del equipo de investigadores bolivianos, por parte del equipo de expertos asiáticos, también, es un pilar substancial de este importante proyecto.

 

Durante el mes de junio, un grupo de investigadores, entre ellos dos expertos en glaciología y uno en gestión de agua de la Universidad de Tohoku, visitó Bolivia para desarrollar este trabajo.

 

Se destacó el físico Takeshi Yamazaki, quien realizó el trabajo para aplicar el cálculo de balance energético de superficie de los glaciares andinos.

 

Por su parte, el hidrólogo Yoshihiro Asaoka realizó los trabajos para desarrollar el modelo de comportamiento de los nevados bajo el cambio climático.

 

De la misma forma, expertos de Japón, conjuntamente con la contraparte boliviana, realizaron el muestreo de agua subterránea para el análisis de microbiología y de metales pesados.

 

Próximamente, los nipones impartirán un curso sobre la metodología para el análisis de metales pesados, justamente para apoyar el desarrollo continuo de capacidades que se acordó entre ambos países.

 

 Fuente: La Prensa

 

 

Work regions: 
Mountain Ranges: 
Author: 

Comentarios via Facebook