Perspectivas de un negocio: Cógelo antes que vuele

Jueves, 9 Mayo, 2013 - 14:32

Colaboración especial de Christian Devenish

 

Ecoturismo, birdwatching, turismo de naturaleza, turismo vivencial, turismo agroecológico… son palabras cada vez más familiares para cualquiera de nosotros en estos últimos años. Y es que parece que el hombre vuelve a buscar su esencia en el contacto con la naturaleza. Todas estas actividades tienen como características que la persona pueda sentirse libre, aprender, disfrutar, conocer tanto del lugar al que va como a las personas y la historia natural que los envuelve.

 

De manera específica, birdwatching u observación de aves, podemos decir que, es una actividad que representa un gran potencial y genera oportunidades de desarrollo local y nacional. El número de observadores de aves ha crecido rápidamente en estas dos últimas décadas, sobre todo en EEUU, Canadá y Europa. Según el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU, hasta el 2006, 47 millones de personas de EE.UU, mayores de 16 años, practicaron esta actividad, lo cual corresponde a 20% de la población norteamericana. El mercado sigue creciendo, últimamente Australia, Asia y Sudáfrica han incrementado sus observadores de aves. Aunque es importante recalcar que no todos están dispuestos a viajar internacionalmente.

 

Aún cuando, existe un gran mercado potencial, si se quiere incursionar en el negocio es necesario conocer bien al público objetivo para crear el producto turístico de forma que el cliente se vaya satisfecho y reciba incluso más de lo que esperaba.

 

El típico birdwatcher es una persona de estrato económico medio y alto y de nivel educativo alto. Puede ser un empresario, un ingeniero, un abogado, un embajador o una actriz; se sabe además que más mujeres practican birdwatching que hombres (53% versus 47%). Respecto al ingreso económico de estos personajes, el 47% gana entre $15.000 y $ 50.000 y el 41% gana sobre los $50.000.

 

Sin embargo, no todos cuentan con la misma experiencia. Existen varios niveles de observador de aves, los avanzados y expertos (hard birdwatchers) y los principiantes o intermedios (soft birdwatchers) que representan entre el 90 y 95 % y se les considera también ecoturistas porque esta práctica está íntimamente ligada con el ecoturismo debido a que las personas que la realizan tienen un alto respeto y compromiso con el medio ambiente y les interesa que el beneficio de su visita esté destinado a la conservación y a la población local.

 

La observación de aves también está estrechamente relacionada con las áreas naturales protegidas ya que lo que se busca es tener acceso a hábitats en buen estado de conservación en donde se puedan observar a las aves en sus estados naturales y que se encuentren saludables. Muchas veces eso es lejos de los circuitos turísticos tradicionales.

 

Por ello, se suele trasladar al turista a zonas apartadas lo cual crea oportunidades de negocios locales, como alojamiento, alimentación, traslado, etc. Además, se sabe que esta actividad genera mayores ingresos porque las personas suelen permanecer más tiempo y trasladarse a más lugares que los turistas tradicionales. Un estudio realizado en base a la información de las 6 principales compañías de observación de aves, revela que el tour promedio lleva a 12 participantes y es de una duración de 15 días, con un costo diario de US$ 264.40, excluyendo vuelos internacionales.

 

Además de aportar a las economías locales, los observadores pueden representar una buena fuente de información para iniciativas de monitoreo de la biodiversidad. Sin embargo, es importante que los datos básicos de la identificación de la especie, el lugar y fecha de su avistamiento queden bien documentados. En este sentido, las bases de datos en línea, como eBird no solo brindan un buen servicio para los “birders”, en que les ayuda a organizar sus listas y permitirles compartirlas entre amigos, sino que también aseguran que se cuenta con una información mínima para un análisis científico. Actualmente, eBird recibe más de un millón de registros de aves por mes, aunque la mayoría no están dentro de la región andina. Sin embargo, organizaciones como CORBIDI en Perú y la Red Nacional de Observadores de Aves en Colombia, están participando en la iniciativa como socios nacionales y manejan portales propios de eBird [p. ej. http://ebird.org/content/peru].

 

*

Como toda actividad turística, la observación de aves no es libre de impactos, e incluso, algunos creen que esta actividad puede tener un impacto severo sobre la naturaleza, es necesario mencionar que dichos impactos pueden ser neutralizados si se cuentan con guías responsables que transmitan a los avituristas el respeto por el ambiente que están visitando. Es importante para ello que se realice un trabajo coordinado entre el sector público, las ONGs, la comunidad local y la empresa privada.

 

Un estudio en Perú presentó un método para vincular información sobre necesidades de conservación con oportunidades económicas basadas en el turismo de aves.

 

Áreas dentro de los Andes, además de regiones como Madre de Dios y Loreto salieron con buen potencial, debido a la oferta de aves buscadas por los turistas y la oferta ecoturística. Sin embargo, como recalcan los autores del estudio, criterios de sostenibilidad ambiental y social son importantes para tener en cuenta durante el desarrollo de las actividades turísticas.

 

En conclusión, la observación de aves es una actividad con una demanda creciente y con una oferta que aún tiene mucho por desarrollar. Si bien la atracción principal son las aves, esta actividad permite la visita de lugares alternativos más allá de las rutas del turismo masivo. Por un lado favorece el desarrollo local pero sobre todo promueve la conservación del medio en su estado natural y lo mejor es que es que es autosostenible y a largo plazo.

 

Video: Registro de observaciones de dos especies de aves migratorias en eBird


 

"Los registros que anotan los observadores de aves son cada vez mas apreciados por los científicos, especialmente su organización en bases de datos en línea, como eBird. Aquí se muestran observaciones hechas hasta la fecha por los participantes en eBird de dos especies de aves que llegan a los países andinos durante su migración anual." 

-Christian Devenish

 

Work regions: 
Mountain Ranges: 
Author: 
Tags: 

Comentarios via Facebook

randomness