Rápido deshielo en Groenlandia causa alarma entre científicos

Viernes, 17 Agosto, 2012 - 11:00

En el mes de julio, tres satélites de la NASA registraron imágenes de un derretimiento sin precedentes de la superficie de la plataforma de hielo que cubre la isla de Groenlandia.

El fenómeno ocurrió incluso en el punto más frío y alto de la isla. De acuerdo con los registros de muestras de hielo, un anterior suceso similar tuvo lugar en 1889 y algunos registros indicarían una posible recurrencia cada 150 años.

En promedio, cerca de la mitad de la superficie de la capa de hielo de Groenlandia se derrite de forma natural en verano y luego se convierte a sólido de nuevo, de manera natural. Pero este año, según el registro del 8 al 9 de julio pasados, la gran extensión de hielo que se ha derretido ha crecido dramáticamente. De acuerdo a la información de los satélites, un 97% de la superficie de hielo se ha derretido a mediados de julio.

“La capa de hielo de Groenlandia es una vasta área con una variedad histórica de cambios. Este evento, combinado con otros fenómenos naturales, pero poco frecuentes, tales como el desprendimiento del glaciar Petermann, son parte de una historia compleja”, señaló Tom Wagner, director del programa de Criósfera de la NASA en Washington.

Aunque algo de hielo se derrite siempre durante el verano (boreal), lo que es inusual es que haya ocurrido de súbito y en una superficie muy amplia. "Literalmente una onda de aire caliente afecta la capa de hielo y la funde en Groenlandia", señaló el martes el científico de la NASA, Tom Wagner, experto en hielos.

La superficie con derretimiento aumentó en cuatro días de 40 a 97% de la capa de hielo, según la NASA. A la fecha, el derretimiento más grande observado con satélites en las últimas tres décadas había abarcado 55% de la superficie.

Wagner señaló que los investigadores desconocen el volumen de hielo que se haya derretido, aunque al parecer la superficie afectada vuelve a congelarse. "Cuando se advierte fusión en algunas partes en las que no se había visto antes, al menos en un gran lapso de tiempo, hay que sentarse y preguntarse ¿qué está ocurriendo?'', señaló el director científico de la NASA, Waleed Abdalati. "Es indicio enorme de algo, cuyo significado tendremos que desentrañar en los próximos años", agregó.

Muchos científicos opinan que incluso si se prescinde del fenómeno ocurrido, la transformación del medio ártico está causando estragos en Groenlandia. Hay osos que aparecen en Islandia en primavera que llegan navegando por las corrientes en los enormes témpanos que se desprenden de Groenlandia.

Las focas emigran hacia el polo para buscar superficie firme helada donde parir y aparearse; los zorros van detrás de los osos hacia el norte para parasitar la comida que le sobra; los caribús y bueyes azmilcleros se quedan en las zonas septentrionales huyendo de calor y buscando pastos frescos y habitantes originarios, los inuit, migran tras la fauna en su precipitada huida hacia el frío.

Los inuit, ya fueron víctimas de las transformaciones provocadas por el hombre blanco que al llegar introdujo el alcohol y enfermedades como la sífilis y la gonorrea diezmando a su población. Este pueblo cazador y recolector hoy sufre una importante alteración de su hábitat y de su paisaje que lo coloca al borde de la extinción, una suerte de genocidio silencioso, filmado en documentales de clase “B” indiferente a la mayoría de los habitantes de occidente.

Otros científicos adoptan una actitud negacionista del fenómeno atribuyendo la situación a causas estacionales y cíclicas

Por su parte, el doctor Poul Christoffersen, un geólogo e ingeniero del Instituto Scout Polar de Cambridge, Inglaterra, aseguró que el deshielo visto este verano no tiene precedentes, ya que se extiende por toda la capa de hielo, incluyendo la cima, que está 3.200 metros por encima del nivel de mar.

Según Christoffersen, el deshielo suele ocurrir por debajo de los 2.000 metros. La noticia de este fenómeno se conoce días después de que se supiera que un enorme iceberg, dos veces el tamaño de la isla de Manhattan, se desprendió del glaciar Petermann de Groenlandia. El doctor Christoferson cree que el deshielo constatado este mes es más importante que el desprendimiento del iceberg.

Algunos de estos bloques son desprendimientos naturales a causa de las fuerzas que los rodean y se convierten en témpanos que flotan libremente. Miles de estos eventos ocurren en Groenlandia cada año, como un fenómeno normal.

Sin embargo los recientes desprendimientos son extraordinarios en términos de tamaño: con una superficie de unos 120 km², el último desprendimiento es la mitad del tamaño del témpano que se desprendió del mismo glaciar en 2010. Y se calcula que la ruptura del glaciar Pine Island en la Antártida, que ya muestra una grieta de 30 km. de largo, podría ocurrir en cualquier momento. Lo cual sería mucho más grande que lo que va insinuando.

Es llamativo que los datos sobre estos fenómenos no sean transparentes, los científicos discuten si la velocidad de pérdida de masa del hielo ártico es progresiva, variable o se ha invertido. El conocido y “venerado” Atlas Time en su edición 2011 se equivocó por completo.

Para algunos expertos los patrones de ruptura en la parte delantera del bloque en glaciares del mismo sector al norte de Groenlandia, son preocupantes, lo que sería un fuerte indicador de que hay un cambio en proceso, relacionado ya sea con el calentamiento de la atmósfera o con el calentamiento de los océanos.

 

Fuente: http://www.diarioelpeso.com/anteriores/2012/30072012/MAB_300712_CalentamientoExtremoTierra.php

Work regions: 
Mountain Ranges: 
Author: 

Comentarios via Facebook